detrás del cristal / carlos varela

domingo, junio 22, 2008

tremenda canción de carlos varela.. es una de mis asignaturas pendientes...



el video corresponde a un programa mexicano que no sé cómo se llama...



detrás del cristal
carlos varela

tú te pareces a la habana
a la que fue ya no será
el forastero viene y se va
se va llevando un poco más...

cuando te duermes en mi cama
siento que todo me da igual
pero las luces de la mañana
tocan la puerta una vez más...

una ciudad rodeada de mar
es un amor detrás de un cristal
los que se fueron lloran
igual que los que están...

cuando me asomo a la ventana
y miro la misma ciudad
a veces suele entrar el mar
para llevarse un poco más...

una ciudad rodeada de sal
es un amor detrás de un cristal
los que se fueron lloran
igual que los que están
los que se van la lloran
los que se quedan más...


________________________________________________________

esta parte de la canción -si es que es de esta canción- viene después de un silencio de unos segundos... yo no sé si es parte o no, pero me fascina.... alguien ojalá me quite la duda...

estás en los letreros de los cines,
y en las vidrieras
en los bancos de los parques
sin pintar...
y en la soledad de una gasolinera
en los árboles de toda esta ciudad
en los árboles de toda esta ciduad

1 comentarios:

Elisa dijo...

Hola! Esa parte de la canción que no sabes si pertenece o no a la anterior, es ESTÁS, otra canción.

Cada vez que me pierdo entre la gente
y creo verte en el tímido brillo de unos lentes,
ya no sé si estoy alucinando una vez más
o es que sólo te sigo soñando que estás donde no estás,

Cada vez que te culpo te perdono,
y te busco y una vez que te encuentro te abandono,
y es que no sé mentir todavía cuando creo que miento,
y no dejo de hacer poesía cuando sueño tu encuentro.

Te encuentro en los espejos, en los charcos de la acera,
en los libros de un amor de colegial,
y en la cicatriz de un puente de madera,
en el frío río de la lluvia en un portal.

Estás en los letreros de los cines y en las vidrieras,
y en los bancos de los parques sin pintar,
y en la soledad de una gasolinera,
y en los árboles de toda esta ciudad.

Cada vez que te miro me olvido de la muerte,
y me olvido del pasado que vendrá,
yo lo dejaría todo sólo por volver a verte,
Sólo sé que no estoy solo cuando sé donde estás,

Estás en los espejos y en los charcos en la acera,
en los libros de un amor de colegial,
y en la cicatriz de un puente de madera,
en el frío río de la lluvia en tu portal.

Estás en los letreros de los cines y en las vidrieras,
en los bancos de los parques sin pintar,
y en la soledad de una gasolinera,
y en los árboles de toda esta ciudad.